Rechazaron el pedido para que la pareja de Jésica Ronsoni sea excarcelada

Rechazaron el pedido para que la pareja de Jésica Ronsoni sea excarcelada

 

El juez de la Cámara de Apelaciones, Oscar Burtnik, resolvió esta mañana rechazar el pedido para que se declare la nulidad de la detención de Fernando Oyola, el joven de 24 años acusado de acribillar a balazos y causarle la muerte a su pareja, Jésica Ronsini, entre la noche del 8 y madrugada del 9 de octubre en Teniente Loza y avenida Circunvalación.

El fallo de alzada respondió lo que la defensa, a cargo de Martín Durando, planteó basado en los plazos de la detención que tuvo el imputado desde que se conoció el fatal desenlace y la posterior resolución que lo llevó a que en la actualidad se encuentre en prisión preventiva.

Oyola se encuentra privado de su libertad desde el 16 de octubre pasado, fecha en la cual el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Octavio Silva, ordenó que sea alojado en un establecimiento penitenciario provincial al existir riesgo procesales, el de fuga o entorpecimiento probatorio.

La causa es instruida por el fiscal Andrés Marchi, de la Unidad Especial de Homicidios, quien imputó al muchacho por el delito de homicidio calificado por el uso de arma de fuego y por el vínculo.

Consideró no hacer lugar

La apelación sobre los plazos de detención que realizó Durando, tuvieron lugar el pasado 29 de noviembre celebrada ante Burtnik y los fiscales, Marchi y Sergio Alvira. Estos dos últimos rechazaron lo propuesto por el letrado.

En su apelación, la defensa de Oyola explicó que los plazos fueron transgredidos y vulnerados ya que en un principio pasó a estar arrestado, luego detenido y posteriormente imputado, pero que ello, se dio fuera de los marcos legales que establece el mismo Código Procesal Penal. En esa línea, solicitó al juez Burtnik que la detención de su defendido “se declare ilegítima e ilegal”.

Específicamente, Durando sostuvo que el hecho sucedió entre el domingo 8 de octubre y las primeras horas del lunes, y que fue a las 5.50 cuando trasladaron a Oyola a la Seccional 7ª, el momento en que se concretó la privación de su libertad. Posteriormente, fue indagado en la Sección Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) y a partir de las 9.15 se dispuso su arresto, una figura que se aplica a cuando se encuentran varias personas en un hecho y no se puede identificar a los responsables.

Ese mismo día, con la investigación avanzada, el fiscal dispuso que permanezca detenido para que se le realice la imputación, la cual se llevó a cabo el miércoles siguiente donde se le atribuyó el delito de homicidio calificado por el uso de arma de fuego y por el vínculo.

En este sentido, el fallo de Burtnik determinó que desde que Oyola fue encontrado con Ronsoni ya fallecida, el imputado contó una versión –la de que los abordó un auto negro y los asaltó– lo cual influyó en que se lleve a cabo una pesquisa exhaustiva de parte de los investigadores.

“La detención es prorrogada por el señor fiscal y se arribó a la audiencia imputativa el día 11 de octubre de 2017, la que dio inicio a las 16.49. Es decir antes de las 48 horas; no hay afectación a los plazos de la detención ni de derecho o garantía alguna del imputado; no medió exceso en los plazos legales al darse un –fundado– caso de “arresto” previo a la “detención fiscal”, precisó el fallo de Cámara.

Por tal razón, el juez de segunda instancia rechazó el pedido de Durando y avaló los procedimientos efectuados desde el inicio del suceso, cuando Oyola fue encontrado en la camioneta tipo utilitaria con Ronsoni ya fallecida por cuatro impactos de bala.

Quiso montar una escena

La detención de Oyola permitió a los investigadores poder detectar qué sucedió en la noche del domingo 8 y lunes 9 de octubre, cuando agentes de la Comisaría 7ª del barrio Yapeyú encontraron debajo del puente de Circunvalación y Teniente Loza una utilitaria blanca y en la misma se encontraban el imputado y una mujer sin vida.

En ese entonces, Oyola indicó a la fuerza policial que había sido víctima de un asaltopor parte de dos sujetos que los interceptaron, cuando él y Ronsoni regresaban desde Recreo, a la altura del country Los Molinos, siempre por circunvalación.

A partir de allí, se inició una extensa pesquisa que buscó determinar si la versión del sujeto era cierta. Con el paso de las horas, las cámaras de seguridad comprobaron lo contrario. Nunca hubo un auto negro y es más, la misma utilitaria hizo varias maniobras en la circunvalación, lo cual causó más sospecha.

Además, en el interior de la misma utilitaria se secuestraron cartuchos de arma de fuego, lo cual generó más sospechas en torno a su participación. A su vez, la autopsia reflejó que la víctima recibió cuatro disparos de arma de fuego: dos en la cabeza, una en la muñeca y otra en la región dorsal de la mano izquierda. En este sentido, el examen practicado al cuerpo también permitió establecer que Ronsoni fue acribillada a una corta distancia.

En tanto, los médicos que asistieron al muchacho –en el momento del “arresto”– emitieron un informe donde dieron cuenta de que las lesiones que tenía el imputado habrían sido “autoprovocadas”.

Pedido de justicia

El próximo 9 de diciembre, en la plaza principal de Emilia –departamento San Justo– lugar de donde era oriunda Ronsoni, familiares y amigos se concentrarán, a partir de las 16.30, para realizar una suelta de globos y una misa para exigir justicia.

La víctima de 24 años residía hasta el día de su muerte en Riobamba al 7000, lugar en donde convivía con Oyola. La muchacha era docente y daba clases en la escuela Beleno y San Cayetano (Padre Monti).

Fuente: Uno Santa Fe

HAZ UN COMENTARIO


Tags assigned to this article:
ExcarcelaciónJésica RonsoniJusticia