Alberto Fernández sobre la violencia narco en Rosario: “Uno de los problemas es la policía santafesina”

El presidente Alberto Fernández apuntó contra las fuerzas de seguridad de Santa Fe al analizar el problema de violencia que sufre Rosario y que culminó este jueves con la balacera contra el supermercado de la familia de Antonela Roccuzzo, la esposa de Lionel Messi, y aseguró: “Uno de los problemas es la policía santafesina”.

Además, no descartó la posibilidad de que el Ejército pueda colaborar en los planes para “urbanizar” los barrios de Rosario en los que se afincan las bandas de narcotraficantes. “Tenemos que urbanizar los barrios de Rosario y en eso tarea puede colaborar el Ejército, pero sin armas”, dijo el Presidente.


“Lo que pasa en Rosario y en Santa Fe es algo muy serio, que es crimen organizado. Es un proceso de bandas que buscan copar una región, empiezan a enfrentarse con otras bandas, se empieza a relacionar con el poder, comprar comisarios, jueces y terminan viendo como eso se blanquea”, dijo el Presidente. Añadió que “el crimen organizado en Rosario lleva décadas”.

En otro párrafo, el mandatario realizó apreciaciones que podrían, otra vez, generar controversia con el Ejecutivo santafesino. “Omar Perotti cambió cuatro ministros de seguridad. En Rosario cambiaron diez veces al jefe de policía. Gran parte de los delitos que se discuten, no están necesariamente relacionados al narcotráfico. Son crímenes que no van a la justicia federal. Uno de los problemas es la policía santafesina”, apuntó.

Cuando se le consultó sobre la posibilidad de un involucramiento de las Fuerzas Armadas en este asunto, el jefe de Estado respondió que “eso está prohibido por la ley de seguridad interna. Tendría que cambiar la ley. Nosotros le vamos a pedir ayuda a las Fuerzas Armadas en un problema que (el intendente de Rosario, Pablo) Javkin me planteó. El me dijo que necesitaba que lo ayudemos a urbanizar los barrios, que al narcotráfico le complica la vida. El Ejército ahí sí puede ayudarnos. Es una suerte de auxilio social, como lo hizo en la pandemia”, señaló.

De todos modos, aclaró que “son cosas que estamos viendo con Pablo, con Agustín Rossi. Lo estuve hablando con Aníbal (Fernández). Nosotros queremos ayudar, pero todos tienen que entender que en Santa Fe hay un problema muy profundo, que es que el crimen organizado se ha instalado. Es pensar el crimen como una empresa. Se enquistan en el poder para garantizar su impunidad”, completó.


Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.