Cambió y estuvo cerca de ganarlo

El fútbol tiene estas cosas, porque ayer el temible Racing no fue tan temible y el opaco Colón de la era Comesaña, sin brillar, dio un enorme paso adelante en pos de su recuperación. El partido se jugó siempre como quiso el Sabalero que de a poco fue incomodando a su rival y sin ser dominador absoluto fue más a lo largo de la primera etapa donde se puso en ventaja en forma merecida.

El complemento no mostró muchos cambios con un Racing perdido y sin ideas, que llegó al empate en una jugada aislada que lo entonó, para en los minutos finales estar muy cerca de ganarlo; en definitiva Colón fue distinto y logró un empate con sabor a victoria, ante quien hoy por hoy es el mejor equipo del torneo.

Estudio

No pasó mucho en los primeros minutos del partido, pero si algo estaba claro era que el Colón que se veía en la cancha era muy distinto del Colón que hace un par de días se “arrastraba” y daba ventajas en todos los sectores del campo de juego. Sólido en el fondo, con un medio muy combativo y con dos delanteros que en base a ganas y mucha movilidad resultaban siempre un problema para los defensores del equipo líder del campeonato.

Enseguida llegó una jugada que dejó muchas dudas, cuando Renzo Saravia tocó a Morelo dentro del área y la misma no fue sancionada por Baliño, quien minutos antes había amonestado a Neri Cardozo por un tremendo codazo a Zuqui, se equivocó el árbitro ya que debió haber sido roja.

Sin ideas

El puntero no podía escalar en el campo y Colón con un inteligente planteo lo esperaba, para comenzar a presionarlo en el medio, buscando salir rápido para habilitar a los dos puntas, de esta forma se fueron consumiendo los minutos, en un partido que poco a poco se fue convirtiendo en “aburrido” ya que se jugaba sin arcos.

Superados los 20 minutos un avance por derecha de Racing, con Cvitanich que llegó al fondo y metió un centro bajo para la entrada de Lisandro López, trajo peligro, pero la oportuna aparición de Alex Vigo desarticuló la primera acción de riesgo del puntero del campeonato.

Penal

Apenas superada la primera media hora llegó la jugada que marcó un quiebre en el partido, un contragolpe de Colón que desde la derecha terminó en la izquierda y cuando la pelota estaba saliendo del área, chocaron Eugenio Mena y Wilson Morelo, que en una gran acción logró meterse delante del defensor, el que se lo terminó llevando por delante; Jorge Baliño que estaba muy cerca no dudó y sancionó la pena máxima.

El colombiano se hizo cargo y con un remate suave, levemente inclinado sobre la izquierda de un Gabriel Arias que fue hacia su derecha, anotó el primero de la noche. El partido era parejo pero había sido siempre Colón el que mejores intenciones había tenido por lo que el marcador no le quedaba mal al desarrollo del encuentro.

Nada

El puntero lejos de reaccionar comenzó a equivocarse y Colón que estaba arriba empezó a sentirse muy cómodo en el trámite, sobre todo porque lo mantenía muy lejos del arco de Burián —no participó en todo el primer tiempo— y además estaba listo como para marcar de contragolpe.

Recién sobre el cierre de la etapa llegó una buena jugada de Racing, la pelota llegó a los pies de Guillermo “Pol” Fernández que metió un buen centro al primer palo y a media altura, justo donde ingresaba muy solo Darío Cvitanich, pero el delantero “pifió”, no pudo empalmar la pelota y la terminó rechazando alejando el peligro.

Sobre el final, cuando se jugada tiempo adicionado, se lesionó Gabriel Esparza y Marcelo Goux debió realizar el primer cambio, por lo que tras un tiempo importante regresó Tomás Chancalay.

El complemento

Con otro ímpetu salió Racing a jugar el segundo tiempo y en los primeros minutos se instaló en campo sabalero, pero ese avance dentro del campo, estuvo realmente muy lejos de traducirse en situaciones de riesgo y por contrapartida se abrió totalmente el partido y le vino muy bien, sobre todo a Tomás Chancalay que estaba fresquito y fue precisamente en delantero sabalero que armó una tremenda jugada por izquierda pasando entre dos jugadores, escapando con pelota y mucho terreno para encarar cara a cara a Gabriel Arias, el delantero —quizás mostrando su falta de ritmo— se terminó tropezando con la misma pelota y no hizo otra cosa que alcanzársela al arquero que salía desesperado a tapar, pudo haber sido el segundo y el comienzo del fin para el equipo de Coudet que seguía extraviado en la cancha.

Con el correr de los minutos el partido volvió a caerse, se jugaba sin arcos, y sin ideas, Racing apurado no podía meter dos pases seguidos y Colón tampoco aprovechaba como para poder explotar alguna contra, los minutos corrían y esto beneficiaba a Colón, aunque no se notaba algún tipo de apresuramiento de un Racing que seguía errático en la cancha.

Poco…

Superados los primeros 20 minutos se sucedieron dos aproximaciones de la visita, primero con un buen centro desde la izquierda donde Leonardo Burián salió en gran forma y logró cortar cuando el balón le caía en la cabeza a Solari y un par de minutos después Lisandro López se sacó un hombre de encima y sacó un fuerte derechazo abajo que controló abajo Burián.

Fue eso de Racing y nada más, el partido se seguía jugando en el medio y no había llegadas. Llegando a los 36 minutos Fernando Zuqui ejecutó muy bien un tiro libre que con mucho esfuerzo logró rechazar el arquero visitante.

Llega el empate


No pasaba mucho y el partido se moría, pero a los 42 una buena pelota para Solari por derecha que avanzó le ganó a su marcador y metió un centro exacto para la cabeza de Donatti —instalado en el área sabalera—, el defensor cabeceó libre, pero Burián en gran forma alcanzó a tocar el balón que se estrelló en el travesaño, el rebote le cayó a Darío Cvitanich que no tuvo otra cosa que empujarla al gol marcando el empate.

Agrandado Racing se vino con todo y Colón no podía aguantar la pelota, por lo que los últimos minutos —adicionó 7 Baliño— se jugaron casi dentro del área rojinegra, en la última lo tuvo Cvitanich nuevamente, que tiró un “tacazo” dentro del área chica, pero que felizmente no alcanzó a impactar y la pelota fue rechazada por Guillermo Ortíz, con esto se terminó el partido.

Paso adelante para Colón que hizo méritos para merecer un poco más, pero que sobre el final casi se queda sin nada.

Fuente: El Litoral.
Juan Raúl Moncada

DEJÁ TU OPINIÓN SOBRE LA NOTICIA

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.