Cuello de Whatsapp, dedo atascado y más dolencias por chatear

El uso excesivo de las nuevas tecnologías de la comunicación trae aparejado dolencias en el cuerpo. Dolores de espalda, mareos y rigidez muscular, entre otras patologías, se han vuelto más y más frecuentes. Incluso, han surgido patologías específicas, como por ejemplo, el cuello de Whastapp o el dedo atascado.

El abuso deriva en un gran incremento de consultas por posturas no adecuadas en consultorios kinesiológicos. La mayoría de los problemas actuales de columna y contracturas de cervicales en personas jóvenes se dan como resultado de estar mucho tiempo frente a estos dispositivos. Cervicalgia, contractura muscular, tendinitis del túnel carpiano y trastornos circulatorios en las piernas son sólo algunas de las “dolencias 2.0”.

En promedio las personas pasan entre 2 y 4 horas por día con la cabeza inclinada usando el celular, dando lugar al llamado “cuello de whatsapp”, caracterizada por generar dolor debajo de la nuca y en la cervical, al tener durante tiempo prolongado el cuello en flexión y generar desórdenes musculoarticulares leves, pero molestos. Esta aplicación también puede generar “pulgar atascado” caracterizada por lesiones en los dedos debido al uso progresivo de las articulaciones del pulgar hacia la cara interna de la mano.

A esta utilización obsesiva de los aparatos, hay que sumarle el trabajo sedentario, las malas posturas y la falta de actividad física. El cuerpo hace mucho esfuerzo para mantener estas posiciones antinaturales, y por el otro, al no movilizar los músculos con el correr del tiempo, los grupos musculares pierden fuerza y se debilitan, cómo todo lo que no se utiliza. De esta manera, al exigir ciertos músculos se generan tensiones que provocan dolor y sensación de cansancio.

Consejos para aliviar los síntomas

—Utilizar el teléfono estando sentados y apoyando el aparato sobre el escritorio.

—Situar el equipo a la altura de los ojos para evitar flexionar la columna.

—Usar almohadillas de descanso para la utilización del mouse

—Darse pequeños automasajes.

—Hacer actividad física de bajo impacto como natación o pilates.

—Elongar.

—Cortar toda actividad sedentaria cada 2 horas y realizar ejercicio, caminatas o danza.

Fuente: www.lt10.com.ar

DEJÁ TU OPINIÓN SOBRE LA NOTICIA

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.