Delfino se puso a disposición de la Justicia

Este viernes a primera hora asumió la defensa de Carlos Delfino y su padre, el abogado penalista Néstor Oroño quien representará a ambos –por derivación del letrado Hugo Benuzzi– en el marco de la causa que los investiga por maniobras vinculadas al lavado de activos.

Los dos fueron llamados a indagatoria en el Juzgado Federal Nº 2 tras el pedido del fiscal federal Walter Rodríguez, que investiga una trama de lavado de dinero que vincula a los Delfino con Vicente Pignata (quien se encuentra prófugo de la Justicia) y su mujer, quienes adquirieron la propiedad del basquetbolista emplazada en el country El Paso.

La indagatoria había sido fijada para el lunes pero este viernes se programó para el próximo miércoles, a las 10, ante el juez federal Francisco Miño y a la misma concurrirá el padre del basquetbolista, según indicó el abogado.

En la jornada de ayer fue indagado el presunto testaferro de la causa, Darío Campos, mientras que para este viernes fue citada a prestar declaración la esposa de Pignata: Elizabeth Yanina C. quien es representada por Claudio Torres Del Sel.

Al respecto, Néstor Oroño explicó que como primera medida se elaboró un escrito que será presentado en el Juzgado Federal donde explica que Carlos Delfino (hijo) se encuentra actualmente en Italia jugando al básquetbol pero que a su vez se encuentra a disposición de la causa que lo investiga.

“Se presentó un escrito donde Carlos Gustavo Delfino me designó como abogado y un correo electrónico donde el basquetbolista también aprobó mi defensa del caso”, explicó Oroño.

“En ese correo Delfino (hijo) le manifestó al juez su voluntad de someterse a la acción de la Justicia y que iba a viajar en la medida que sus posibilidades lo permitan ya que se encuentra jugando al básquet”, agregó el letrado.

Consultado por si se vieron sorprendidos sus defendidos por el llamado a indagatoria, Oroño explicó que causó sorpresa la citación ya que ambos desconocían cuál era la actividad que desarrollaba Pignata y su pareja, y que se encontraban bajo la lupa judicial. “Ellos actuaron de buena fe. Había otras personas interesadas en la propiedad y terminaron acordando con las que actualmente se encuentran involucradas en la causa”, explicó.

“No tienen nada que ver los señores Delfino con las actividades que supuestamente involucran a estas personas”, aclaró Oroño.

El abogado por último destacó que el arribo del basquetbolista de la generación dorada al país “será en base a las posibilidades que brinde el Juzgado Federal y de las que tenga Delfino”. “Su voluntad es aclarar esta situación y aportar todos los elementos obrantes”, concluyó.

UNOSANTAFE – ph: Basket4us

DEJÁ TU OPINIÓN SOBRE LA NOTICIA

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.