El Gobierno investiga a una pareja iraní que fue detenida en el país con falsos pasaportes israelíes

Fue el 12 de marzo. Un hombre y una mujer ingresaron a la Argentina desde Europa por el aeropuerto de Ezeiza. En el control de Migraciones saltaron las alertas por los documentos de identidad que presentaron y el caso comenzó a ser investigado por agentes de la División de Lucha contra el Terrorismo de la AFI (Agencia Federal de Inteligencia).

Poco después, con la confirmación de Interpol Israel de que los documentos que exhibieron eran robados, la pareja fue detenida en un Hotel en el barrio de Abasto. Concretamente, ambos pasaportes figuraban en los archivos de Interpol en la categoría “Robado/perdido por el portador”.

Sajjad Samiel Naserani, ciudadano iraní, nacido el 1º de noviembre de 1991 en la ciudad de Rasht (27 años), que dijo ser fotógrafo, y Mashoreh Sabzali, también iraní, nacida en Mashhad, el 4 de abril de 1988 (30 años), de profesión arquitecta e ingeniera, ingresaron a la Argentina desde España.

En su poder, tenían pasaportes israelíes a nombre de Netanel Toledano y Rivka Toledano, pero cuando las autoridades argentinas enviaron la información a Israel, resultó que los números de los pasaportes (31.523.592 y 31.526.354 respectivamente) correspondían a documentos que habían sido robados en Israel y que estaban registrados bajo otros nombres.

Fuentes cercanas al Ministerio de Seguridad de la Nación afirman que el caso es delicado y complejo. Y, desde luego, especialmente sensible en vísperas del 27º aniversario del atentado contra la Embajada de Israel en la Argentina.

Durante el arresto y el allanamiento al hotel, los agentes secuestraron, además de los pasaportes adulterados, dos teléfonos celulares y una cámara fotográfica que serán analizados por la División de Tecnología Aplicada de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la Dirección General de Seguridad del Estado.

El caso quedó radicado en el juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal nº9, a cargo del juez Luis Rodríguez. Los dos ciudadanos iraníes quedaron arrestados en la Alcaidía de la calle Cavia.

Detalles del operativo

Eran las 10:20 de la mañana del martes 12 de marzo pasado cuando un inspector de Migraciones revisó los datos de los pasajeros que estaban ingresando esa mañana por el aeropuerto internacional Ministro Pistarini (Ezeiza) provenientes de España.

Así constató que se activaron alertas de restricción para los pasaportes de dos pasajeros.

El primer paso fue constatar que ambos documentos estaban denunciados como robados. El segundo, comunicar oficialmente a la policía israelí que dos personas habían ingresado a la Argentina exhibiendo esos pasaportes.

Desde Israel confirmaron que los legítimos dueños de los pasaportes habían denunciado su robo y que ambos se encontraban en el país: los nombres habían sido adulterados en los pasaportes y los datos inscritos tenían errores de ortografía en hebreo. Desde luego, tampoco las fotografías y las huellas dactilares registradas al ingreso en Buenos Aires correspondían a los verdaderos portadores de esos documentos.

Vía Francia, sede de Interpol, Israel confirmó que Netanel Toledano y Rivka Toledano eran nombres falsos que no figuraban en la base de datos de la policía de ese país. Y la comunicación agregaba textualmente: “(…) Los pasaportes proporcionados parecen estar falsificados (múltiples faltas de ortografía en escritura hebrea). Enviaremos los archivos de huellas digitales a nuestra unidad forense para la comparación”.

Confirmada la falsa identidad de la pareja, el juez Luis Rodríguez ordenó el operativo de localización y detención en el que participaron varias Brigadas operativas de la Superintendencia de Investigaciones Federales que debieron rastrillar un radio de 40 manzanas en el barrio de Abasto, en el corazón de la Capital.

Los sospechosos fueron localizados en el Apart Hotal Arc, en Lavalle 3086, donde ocupaban el departamento nº 403, en el 4º piso.

La pareja detenida no habla castellano. En el momento del arresto, revelaron sus verdaderos nombres y nacionalidad: Sajjad Samiel Naserani y Mashoreh Sabzali, ambos iraníes. Tras el arresto, fueron llevados a la alcaidía de la calle Cavia, donde permanecen incomunicados y bajo alta vigilancia.

INFOBAE

DEJÁ TU OPINIÓN SOBRE LA NOTICIA

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.