En Santa Fe, 6 de cada 100 bebés pesan menos de 2,5 kilos al nacer

En la provincia 6,3 bebés de cada 100 nacen con un peso inferior a los 2,5 kilos.Mientras que 1,2 de cada 100 bebés nacen con menos de 1.500 gramos. Los datos fueron brindados a UNO Santa Fepor el Ministerio de Salud de la provincia y corresponden al año 2017, el último que tiene las estadísticas cerradas.

La Organización Mundial de la Salud(OMS) difundió un informe hace días donde hizo un análisis sistemático de estos datos en 148 países, entre los que se encuentra la Argentina. A nivel nacional, la media es de 7,3 cada 100 bebés que nacen con un peso inferior a los 2.500 gramos. El informe elaborado por la OMS, Unicef y London School of Hygiene & Tropical Medicine se basa en datos de 2015.

Ese documento indica que la Argentina está dentro de las tasas que hay en la región. Brasil tiene un 8,4 por ciento; Chile, con muchos menos nacimientos, 6,2 por ciento; Paraguay, 8,1 por ciento; Uruguay 7,6 por ciento y Bolivia 7,2 por ciento.

El director provincial por la Salud de la Niñéz, Adolescencia y Sexual y Reproductiva, Oraldo Llanos, dijo que en la provincia, en menores de 2.500 gramos, se tiene una cifra un poco más baja que la media nacional. “Son 6,3 cada 100 bebés en 2017. Seguramente ese número va a mejorar en 2018, pero aún tenemos que cerrarlo”, dijo el funcionario que aseguró que la tendencia viene siendo buena en los últimos años.

Pero, además, destacó como “muy positivo” el “otro corte importante que está tabulado a nivel internacional que es el de menores de 1.500 gramos y ahí provincia de Santa Fe tiene 1,2 cada 100 bebés”.

Sin embargo, en el departamento La Capital, donde hay indicadores muy dispares entre las localidades, Llanos dijo: “Hay algunos lugares donde se está mejor que la media provincial y en otros que no llegan a esa cifra. El último indicador del departamento es 7,3 cada 100″.

Esto es un cruce de situaciones que depende de muchas variables como el nivel de la alimentación de la madre, el entorno, el trabajo, de si tiene patologías. En eso lo que influyó muy positivamente fue una estrategia provincial, a partir de 2007 por una iniciativa de Unicef, que fueron las publicaciones y los trabajos conjuntos en maternidad segura y centrada en la familia. Eso fue muy importante”, dijo Llanos.

Además, en 2008, Santa Fe firmó un compromiso junto al resto de las provincias y la Nación para abordar todos los temas relacionados con maternidad lo que permitió mejorar la sistematización de la información sobre mortalidad, los pesos al nacer y las edades gestacionales, entre otros.

Ahí se empezó a trabajar en la provincia de manera muy fuerte en lo que se venía pidiendo desde la Organización Mundial de la Salud que era la regionalización de las maternidades”, explicó.

“Si bien en la provincia se venía trabajando muy bien desde hace décadas en Salud –dijo el funcionario–, se comprobó que si uno tiene bien organizados los equipos de salud, con los insumos, el personal acreditado, pero fundamentalemente con una práctica que tenga mucha frecuencia, se lograban mejores resultados”.

Luego agregó: “Para disminuir este tipo de variables negativas, los nacimientos o los neonatos que tenían alguna complejidad había que concentrarlos en lugares que tengan una gran capacidad de resolución. Entonces se regionaliza a las maternidades. El sector de la población, por edad gestacional y por peso que nacía o que la madre tenía alguna complicación, se decidió que fueran a nacer al lugar en que mejor se podía resolver ese caso. Parece muy lógico, pero en el país no se estaba dando eso muy bien”.

Según Llanos, a partir de ese momento se empezaron a visibilizar un montón de cosas en los equipos de salud. Eso quedó reflejado en un trabajo de evaluación de esa regionalización que se hizo en 2014 junto a la OMS para ver cómo funcionaba el sistema. “Eso dio que los resultados eran muy favorables, que estaban mejorando los indicadores pero había que reforzar muchas cosas”, admitió.

Entre esas cuestiones había aspectos comunicacionales para los equipos de salud, el traslado y la organización del territorio”, dijo y agregó: “A partir de ese trabajo se identificaron nuevos lugares para hacer hospitales o se remozaron los que estaban agregándoles personal y capacitación muy específica. El Iturraspe es como el cierre de ese proceso porque el nuevo Iturraspe tiene dos maternidades. Se tuvo que hacer un abordaje integral para empezar a bajar estos indicadores”.

Cómo es la regionalización
El funcionario provincial explicó que a la provincia de Santa Fe se la mira como una sola maternidad que puede tener “dos patas operacionales”: la sur, que incluye a los nodos Rosario y de Venado Tuerto. La norte es la que conforman los nodos Santa Fe, Rafaela y Reconquista.

Ahí ya está la lógica nodal y luego está el circuito por subregión. Cada uno tiene sus lógicas porque el nodo Rafaela es el más largo y las distancias son muy distintas que en los nodos Santa Fe y Rosario. Por eso se arbitraron compras de medios de transporte y capacitaciones. Pero es un tema complejo donde siempre hay para mejorar cosas”, afirmó.

Teniendo en cuenta si la embarazada tiene complicaciones o el neonato viene con peso inferior a los 1.500 gramos, con peso inferior a los 2.500 o si viene bien se van definiendo en qué maternidades se atienden.

Las causas del bajo peso
Al ser consultado sobre las causas que generan nacimientos de bebés con bajo peso, Llanos respondió: “La prematurez es uno de los principales motivos para el bajo peso. Muchas veces patologías maternas como los fenómenos hipertensivos, la malnutrición. Pero la prematurez se asocia al bajo peso y se asocia a edades maternas bajas, con embarazos en la adolescencia. También a las situaciones de violencia y patologías que requieren que el bebé nazca antes para evitar males mayores. Por eso hablamos de la complejidad del abordaje”.

“En la provincia –continuó– venimos con un trabajo previo, pero en los últimos años se trabajó mucho con los equipos de salud y la población también se tuvo que acostumbrar a no parir en cualquier lugar. Las maternidades estaban en los barrios, cerca de la gente, pero cuando uno iba a los indicadores había mucha mortalidad y morbilidad”.

“Por eso la OMS propuso la regionalización y que cada maternidad para ser habilitada tenga las condiciones neonatales esenciales para ser segura.Incluso eso está en una ley nacional del programa de garantía de calidad. Son siete puntos fundamentales con los que se reforzó mucho y la población tuvo que entender que a veces es mucho mejor hacer unos kilómetros que estar en la maternidad del barrio donde puede tener efectos negativos”.

Por último, el funcionario destacó la importancia de hacer un seguimiento del embarazo. “En Santa Fe tenemos la institucionalización del parto. Eso quiere decir que el parto es atendido en un efector propio y eso se da en un 99% y la gente que viene con captaciones tempranas es mayoritaria. Hay que reforzar más porque eso también, en vista de muchas situaciones como lo económico a nivel nacional, terminan incidiendo en la accesibilidad”, concluyó.

Fuente: Diario Uno

DEJÁ TU OPINIÓN SOBRE LA NOTICIA

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.