Inundaciones devastadoras en el sur de Brasil: más de 127 muertos y casi dos millones de damnificados

Las graves inundaciones que azotan el sur de Brasil desde hace una semana han cobrado la vida de al menos 127 personas, según el último informe de la Defensa Civil. Con 141 desaparecidos y 756 heridos, la región se enfrenta a la mayor tragedia climática de su historia reciente.

Rio Grande do Sul, estado fronterizo con Argentina y Uruguay, ha sido el más afectado, con al menos 126 fallecidos. En total, 441 de los 497 municipios de este estado han sido golpeados por las inundaciones, afectando a casi dos millones de personas, lo que representa el 17.3% de su población.


Las labores de rescate, que involucran a más de 27 mil efectivos entre bomberos, militares y policías, han logrado rescatar a más de 70 mil personas y casi 10 mil animales. Sin embargo, la destrucción es palpable, con ciudades enteras bajo el agua y otras parcialmente inundadas.

En medio del desastre, la solidaridad se hace presente, con miles de personas alojadas en refugios improvisados en escuelas, gimnasios e iglesias. Sin embargo, la situación es aún más compleja debido a la amenaza de nuevos temporales, que se esperan para los próximos días.

Las autoridades advierten sobre posibles saqueos y agresiones sexuales en los albergues, aumentando la preocupación por la seguridad de los afectados. Además, el impacto económico de la tragedia es inmenso, especialmente en un estado como Rio Grande do Sul, vital para la producción agropecuaria del país.

El gobierno federal ha anunciado un paquete de ayuda financiera por 50 mil millones de reales para hacer frente a la emergencia, pero se estima que las necesidades iniciales superan los 18 mil millones de reales.

Mientras tanto, la población afectada se prepara para afrontar nuevos desafíos, con la incertidumbre de lo que traerán las próximas lluvias y el desafío de la reconstrucción de sus comunidades. En medio de la tragedia, la solidaridad y la determinación son las armas con las que los brasileños enfrentan esta dura prueba.