Israel y Hamas abrieron una instancia de negociación para el cese del fuego en Gaza

En un movimiento diplomático significativo, Estados Unidos y Qatar han iniciado en estricto silencio una nueva instancia de negociación entre Israel y Hamas. El objetivo principal es lograr un cese del fuego que permita la liberación de los rehenes secuestrados por el grupo terrorista y facilitar el ingreso de ayuda humanitaria en Gaza.

Propuesta de Tregua


Los negociadores han propuesto una tregua de seis semanas a cambio de la libertad de todas las mujeres rehenes, los mayores de edad, y aquellos secuestrados que estén enfermos o malheridos. Israel ha aceptado esta propuesta, mientras que la respuesta de Hamas aún se espera en Washington y Doha.

Segunda Fase de la Tregua

Si se cumple con éxito la primera fase, Estados Unidos y Qatar planean impulsar una segunda etapa del cese del fuego, que incluiría:

  • La entrega del resto de los secuestrados por Hamas (soldados y jóvenes).
  • La libertad de miles de presos palestinos detenidos en Israel acusados de terrorismo.

La clave de esta segunda fase radica en si Hamas exigirá el retiro total de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) de Gaza y cómo responderá Jerusalén a este reclamo, históricamente rechazado por el primer ministro Benjamin Netanyahu.

Las negociaciones se han encaminado gracias a la presión conjunta de Estados Unidos y Qatar. El emir Tamim bin Hamad Al Thani ha mantenido diálogos reservados con los líderes de Hamas en Doha, mientras que la administración Biden ha utilizado la visita a Washington de Yoav Gallant, ministro de Defensa israelí, para recrear una nueva instancia de negociación.


Durante su gira en Washington, Gallant se reunió con altos funcionarios estadounidenses, incluidos Jake Sullivan (consejero de Seguridad Nacional), Antony Blinken (Secretario de Estado), Lloyd Austin (secretario de Defensa), William Burns (director de la CIA) y Amos Hochstein (enviado especial a Medio Oriente). Los temas principales fueron:

  1. Devolución de los rehenes.
  2. Destrucción de Hamas.
  3. La ofensiva definitiva en Gaza.
  4. Establecimiento de un gobierno en Gaza que no responda a Israel ni a Hamas.
  5. Regreso de los ciudadanos israelíes evacuados del norte por los ataques de Hezbollah.
  6. Contención de Irán y sus proxies, incluyendo Hamas, Hezbollah y los Hutíes.

Además de facilitar las negociaciones, Estados Unidos se ha comprometido a evitar una escalada bélica con Hezbollah en la frontera con Líbano. Los funcionarios estadounidenses han asegurado su apoyo incondicional a Israel si Hezbollah, bajo órdenes de Irán, declara la guerra total.

En el marco de estas reuniones, Gallant logró un compromiso del gobierno demócrata para levantar parcialmente el bloqueo sobre ciertas bombas necesarias para la defensa de Israel. Aunque no se proporcionarán las bombas de 1.000 kilos solicitadas, Estados Unidos enviará otro tipo de armamento en su lugar.

Gallant comentó sobre los avances en Washington: “Durante las reuniones logramos avances significativos, se eliminaron obstáculos y se abordaron cuellos de botella para avanzar en una variedad de cuestiones y más específicamente en el tema de la acumulación de fuerzas y el suministro de municiones”.

Estas negociaciones y compromisos reflejan un esfuerzo coordinado para manejar el complejo conflicto en Gaza, con el objetivo final de estabilizar la región y proteger a los civiles atrapados en el fuego cruzado.