La ministra Uboldi lamentó la “desinformación hacia los pacientes oncológicos”

La ministra de Salud de la Provincia, Andrea Uboldi, y el director del Hospital Iturraspe, Francisco Villano, se refirieron a la polémica que puso en duda la atención de los pacientes oncológicos ante el próximo traslado del Hospital Iturraspe al nuevo edificio que se construyó en Blas Parera al 8300.

La misma se generó a partir de la campaña en la que se juntan firmas para la creación de un centro oncológico (a funcionar en las instalaciones Bulevar Pellegrini al 3500) por quienes sostienen que “la descentralizar en oncología pone en crisis al paciente con cáncer y a su familia”. Fue esta mañana en conferencia de prensa.

Lamento que en el marco de este diálogo que tuvimos con los equipos haya una desinformación hacia los pacientes oncológicos planteándoles que este cambio en el edificio del Hospital Iturraspe conlleve a que los pacientes dejen de ser atendidos. Esto de ninguna manera es nuestro objetivo”, sentenció la ministra.

Recordó así que en su momento la decisión política de construir un nuevo hospital, debido a las falencias edilicias que presenta el actual, fue “acompañada con un consenso de los equipos” del Iturraspe. En este sentido explicó que acordaron “la refuncionalización del nuevo hospital”, con la “idea que fuera un hospital con internación y que las áreas ambulatorias del Cullen e Iturraspe se centralizaran en el Cemafé”.

En el marco de esta reorganización nos venimos reuniendo con los distintos equipos que están vinculados con la atención de los pacientes en ambos hospitales, y con los equipos de oncología del área pediátrica y adultos”, agregó.

Confirmó que hubo acuerdo en el área pediátrica tanto del Iturraspe como del Alassia, cuyos pacientes oncológicos se atenderán en su totalidad en el Hospital de Niños cuando se concrete el traslado al nuevo efector de la zona norte. En cuanto al área de adultos explicó que la propuesta tiene que ver con una estrategia de descentralización, con la atención ambulatoria en el Cemafé y con los casos que requieran cirugía o/e internación de alta complejidad en el Nuevo Iturraspe o Cullen (en el caso de pacientes oncohematológicos con complicación de tipo neuroquirúrgica), y baja complejidad en efectores habilitados, como son aquellos que conformarán el Polo Norte Sanitario de la Ciudad: Sayago, Mira y López y Protomédico.

Uboldi aclaró que la atención ambulatoria, que se brindará en los casos de pacientes que por su enfermedad no requieran internación, “no significa que al paciente se lo deja de atender”. Sino explicó que tras recibir la quimioterapia el paciente que es de la ciudad regresará a su domicilio y si es de otra localidad lo hará a “un área o lugar que permita que pueda regresar al día siguiente; o si es semanal la quimioterapia, a la semana”.

Por su parte Villano dijo que hoy la atención en Oncología, “dentro de las posibilidades que hoy tiene ediliciamente el hospital, se trata de brindar. Pero estamos muy lejos de lo que deberíamos hacer”.

Destacó las instalaciones del Cemafé a donde será trasladada el área de reconstitución e infusión de citostáticos, que desde hace 10 años funciona en el efector de Bulevar Pellegrini y Avenida Freyre. “Se está instalando la campana,se van a poner condiciones superadoras con respecto a las que hoy tenemos. Y estos pacientes que van a recibir la quimioterapia ambulatoria se les va a seguir dando la respuesta que actualmente tenemos. Y los pacientes que necesiten internación, la van a tener en el nuevo Hospital Iturraspe. El paciente de menor complejidad que a veces no requiere este soporte, puede estar en otro hospital de menor complejidad. Eso es lo que llamamos cuidados progresivos y es lo que vamos a manejar en el Polo Norte Sanitario de la ciudad de Santa Fe”, sostuvo

¿Qué va a pasar con los pacientes del interior?

Villano se refirió específicamente a la realidad de los pacientes que son del interior de la provincia. Señaló que de las 19 camas que hoy tiene el servicio para internación el 40% es ocupado por pacientes de “baja complejidad” de otras localidades que están a la espera de una quimioterapia o radioterapia (esta última no se realiza en el efector y requiere traslado).  Además comentó que la ONG Acupa brinda alojamiento a familiares de pacientes o pacientes con autonomía.

En este sentido confirmó que “esto se va a sostener en el tiempo y si es posible se va a ampliar en algunos espacios, sea hoteles o lugares de baja complejidad donde puedan estar familiares y pacientes”.

Al respecto la ministra de Salud afirmó que el “objetivo es fortalecer Rafaela, Ceres y Reconquista, porque hay muchos pacientes que viven en estos lugares y que de acuerdo con su enfermedad oncohematológica pueden hacer quimioterapia en estos espacios” y destacó el trabajo que hace la provincia en esta especialidad.

Fuente: Diario Uno


DEJÁ TU OPINIÓN SOBRE LA NOTICIA

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.