LA OMS DECLARA EMERGENCIA DE SALUD PÚBLICA INTERNACIONAL POR ÉBOLA

Tras una reunión de dos días, el comité de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido por unanimidad que la actual crisis del virus del ébola, la más grave de las últimas cuatro décadas, y que ya ha acabado con la vida de casi un millar de personas en varios países de África occidental, es “una emergencia de salud pública” que genera preocupación “a nivel internacional”.

La directora general de la OMS, Margaret Chan, ha declarado este viernes que el brote es un “evento extraordinario” que constituye un riesgo internacional y que sólo puede enfrentarse con la cooperación entre las naciones. La organización ha advertido, además, de que las potenciales consecuencias de una propagación internacional del actual brote son “particularmente serias”, en vista de la extraordinaria virulencia de la enfermedad.


La OMS, sin embargo, considera innecesario prohibir los viajes o el comercio con Sierra Leona, Guinea, Liberia y Nigeria, los países afectados por el brote que comenzó en marzo, “a menos de que se trate, de manera específica, [del traslado] de personas infectadas o que hayan estado en contacto con un enfermo”, ha señalado el director general adjunto del organismo, Keiji Fukuda.

“Declaro que el brote actual de virus ébola es una emergencia de salud pública de preocupación internacional”, ha dicho Chan, que ha añadido que el comité de emergencia de la OMS reconoce la seriedad de la epidemia y la posibilidad de que aumenten los contagios en distintos países del mundo.

Sin embargo, ha recalcado que esta declaración es una alerta al mundo sobre la necesidad de mayor vigilancia, pero que “de ninguna manera implica que muchos países vayan a verse afectados, sólo una pequeña parte del continente africano lo está actualmente”.

Chan ha añadido que “esto es una clara llamada a la solidaridad internacional. Hay países que no tienen la capacidad para reaccionar ante un brote de esta intensidad por sí solos. Nuestra seguridad depende de la ayuda urgente que se les pueda prestar a esos territorios”.

El último balance de la OMS, hecho público este viernes, eleva a 961 el número de personas fallecidas por el brote de ébola en África occidental, con 29 nuevas muertes confirmadas sólo entre los días 5 y 6 de agosto. El número total de casos se eleva ya a 1.779, 68 más que el balance anterior.

Por países, Guinea sigue siendo la zona más afectada, con 367 muertes, aunque no ha habido casos nuevos en los últimos días. Liberia y Sierra Leona han registrado hasta ahora 294 y 298 muertes, respectivamente, mientras que en Nigeria la OMS ha confirmado un único fallecido.

Fuente: El País.


Deja un comentario