Milei convocó a líderes políticos a un nuevo “contrato social” en base a diez políticas de Estado

Durante su discurso inaugural de Sesiones Ordinarias en el Congreso de la Nación, el Presidente Javier Milei hizo un llamado a los gobernadores de las 23 provincias y a la Ciudad de Buenos Aires para la firma de un nuevo pacto fundacional: el “Pacto de Mayo”. Este acuerdo, compuesto por diez puntos, busca reconstruir las bases de la República Argentina.

El mandatario anunció que la firma conjunta del pacto estará sujeta a la aprobación de la “Ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos” y un nuevo Pacto Fiscal.

Para avanzar en estos lineamientos, convocará a los gobernadores a Casa Rosada la próxima semana, con la intención de lograr consensos y sacar adelante las reformas políticas estructurales necesarias para el país.

Los 10 puntos

1. La inviolabilidad de la propiedad privada.

2. El equilibrio fiscal innegociable.

3. La reducción del gasto público a niveles históricos, en torno al 25% del Producto Bruto Interno.

4. Una reforma tributaria que reduzca la presión impositiva, simplifique la vida de los argentinos y promueva el comercio.

5. La rediscución de la coparticipación federal de impuestos para terminar para siempre con el modelo extorsivo actual.

6. Un compromiso de las provincias de avanzar en la explotación de los recursos naturales del país.

7. Una reforma laboral moderna que promueva el trabajo formal.

8. Una reforma previsional que le dé sustentabilidad al sistema, respete a quienes aportaron y permita, a quienes prefieran, suscribirse a un sistema privado de jubilación.

9. Una reforma política estructural que modifique el sistema actual y vuelva a alinear los intereses de los representantes y los representados.

10. La apertura al comercio internacional, de manera que la Argentina vuelva a ser una protagonista del mercado global.

Milei recalcó que “Estas 10 ideas, que son las bases del progreso de cualquier nación, podrán sentar las condiciones del crecimiento argentino por los próximos 100 años, para que una vez más Argentina sea un faro de luz para occidente. Toda la política está convocada a acompañarnos. No nos importa quienes sean, de donde vengan, ni qué de ideas hayan defendido”.