niña muerta coronavirus ataud rompen