TENÍA QUE DESALOJAR LA CASA DONDE VIVE Y RESPONSABILIZÓ A UNA MANIOBRA CONTRA LA PRESIDENTA

Adriana Trujillo, vecina de la ciudad que se había encadenado con un cuchillo en su garganta en la puerta reja de la casa donde vive, tenía un pedido de desalojo para el día de hoy. Por intervención de un concejal y el Juez Comunitario, se le dio una prorroga hasta el viernes. Ella responsabilizó de su situación a una maniobra económica contra la Presidenta.

En las primeras horas de la mañana de hoy, una mujer mayor de edad, identificada como Adriana Trujillo, decidió encadenarse en la puerta de la casa donde vive, por tener que desalojar el lugar. Sin embargo, desde el móvil de la radio, la mujer en cuestión, explicó que el motivo de su accionar, era para denunciar una maniobra económica contra la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En contacto con el móvil, Adriana realizó las siguientes extrañas declaraciones: “Estoy hace mucho que viene sucediendo, estoy denunciando un complot institucional y económico hacia la señora Presidenta que se está realizando a través del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Solidaria que pertenece al área de Desarrollo Social y que la está perjudicando con cerca de 5.000 millones de dólares… No solo perjudican a la presidenta sino al gobierno que debe salir a financiarse y pagar altos intereses.”

Sin embargo, minutos después de darse a conocer públicamente lo que estaba sucediendo en  calle Mariano Quiroga y Pío XII, llegaron al lugar el Juez Comunitario Luis Corujo y el Concejal Ramón Villán, quien aclaró: “La señora Trujillo debe abandonar la vivienda en donde se encuentra pero junto con el juez logramos que se le dé una prórroga hasta el viernes para que desaloje.”

La conexión entre las declaraciones de la mujer en cuestión y la situación que estaba atravesando, también fueron explicadas por el Concejal Villán: “Resulta que la señora trabajó para la Presidenta y debían enviarle un dinero desde nación. Al no recibir este dinero, la mujer llegó a tomar esa medida extrema.”

Cabe destacar, que minutos después de haber llegado a un acuerdo junto con el Juez Corujo, la señora Trujillo se quitó el cuchillo de la garganta y se desencadenó.

Deja un comentario