Declaró la policía detenida tras la explosión del tubo de gas con cocaína en Orán

La sargento de la policía bonaerense, Sofía Chaparro, quien quedó detenida el miércoles luego de que su automóvil explotara en una estación de servicio en Orán, afirmó durante su declaración ante el Juzgado Federal 2 de Orán y la fiscal federal María del Carmen Núñez que “no estaba al tanto de la presencia de drogas en su vehículo”.

Chaparro explicó que “acababa de recoger su automóvil de un taller mecánico y se disponía a regresar a Buenos Aires con sus tres hijas de 9, 13 y 14 años, quienes la acompañaban en el momento de la explosión”. Sin embargo, tras la indagatoria, fue detenida preventivamente por 60 días bajo la acusación de “transporte de estupefacientes agravado por ser cometido por personal policial”.


Fuentes de la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense informaron que Chaparro fue apartada de sus funciones mientras se lleva a cabo la investigación. Estaba asignada a la comisaría séptima de La Matanza, aunque se encontraba de baja médica y había viajado a Corrientes y luego a Salta con sus hijas.

La explosión del automóvil dejó al descubierto un polvo blanco, que resultó ser cocaína, dispersos en la estación de GNC. Aunque Chaparro y sus hijas resultaron ilesas, fueron llevadas al hospital de Orán para ser examinadas. Durante su declaración, reiteró que no tenía conocimiento de la presencia de drogas en su vehículo y que acababa de retirarlo del taller mecánico.

Los investigadores tienen ahora 60 días para recopilar información sobre el origen y destino de la cocaína, así como para determinar si Chaparro actuó sola o estaba involucrada con alguna organización criminal. Hasta hace una semana, Chaparro tenía tareas administrativas debido a problemas de salud, y había viajado a Corrientes antes de dirigirse a Salta y luego regresar a Buenos Aires.


Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.