No le vendieron alcohol y le rompieron el kiosco

El hecho ocurrió en la ciudad de Santa Fe. Hay tres personas demoradas. El kiosquero no le vendió alcohol y los violentos clientes decidieron romper parte de las instalaciones.

Pasada la medianoche tres individuos, dos hombres y una mujer, se acercaron a un kiosco de bulevar Gálvez, a metros de San Juan, de la ciudad de Santa Fe para comprar alcohol. El empleado le dijo que no podía venderles por estar ya en horario de prohibición por ordenanza.


Los violentos clientes no aceptaron las respuestas del kiosquero y comenzaron a insultarlo mientras rompían las instalaciones. En un momento la mujer lo acusó de violencia de género al empleado de seguridad, situación que se pudo desmentir con las imágenes de las cámaras.

La policia los redujo y trasladó a la dependencia donde se los identificó por robo calificado en poblado y en banda y también daños.


Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.