El temerario conductor que mató a un niño en María Selva no estaba alcoholizado

El fiscal Daniel Filippi, del Área de Accidentes de Tránsito del Ministerio Público de la Acusación, explicó que Francisco Lascurain, el kinesiólogo que el lunes provocó un choque fatal en el barrio María Selva, no estaba alcoholizado.

Así lo indicó en una conferencia de prensa que se llevó a cabo en el hall de tribunales luego de imputar a Lascurain en una audiencia en la Sala 3 del subsuelo de tribunales, donde el funcionario judicial le atribuyó el delito de “homicidio simple con dolo eventual“.

Según explicó el fiscal, el examen de alcoholemia realizado al hombre de 37 años dio negativo como así también el de narcolemia. Ambas pruebas se realizaron con una extracción de sangre al imputado a las 0.15 del martes, cuatro horas después del brutal choque automovilístico.

A determinar 

Si bien este viernes se debatirá la medida cautelar de prisión preventiva, la investigación trata de establecer por estas horas si el kinesiólogo tenía licencia de conducir como así también quién es el titular del automóvil.

En caso de que el mismo no tuviera la licencia de conducir eso perjudicaría aún más la situación del conductor. “En caso de que no cuente podría ser un agravante más”, refirió el fiscal Filippi.

Peritajes

Otro dato que se sumó hoy por la mañana es que los peritos que actuaron en la escena del fatal accidente determinaron cuál pudo haber sido la velocidad con la que circulaba el acusado por Ángel Cassanello al 2200 el lunes por la noche.

Según explicaron fuentes judiciales, Lascurain manejaba a una velocidad de entre 85 y 95 kilómetros por hora, tal como lo indicó el fiscal en la audiencia imputativa el miércoles en horas del mediodía.

Buscan testigos

La causa tiene al momento un total de seis testigos que declararon en torno a los hechos. De todas maneras, la búsqueda de personas que podrían haber visto qué sucedió continúa desde la Fiscalía.

La oficina de prensa del Ministerio Público de la Acusación emitió un comunicado donde resaltó la importancia de que testigos presenciales del hecho se acerquen a declarar en la Fiscalía Regional ubicada en General López 3302 de la ciudad de Santa Fe.

Siniestro fatal

El violento episodio ocurrió el pasado lunes, a las 20.30, cuando en Ángel Cassanello al 2200, Lascurain que iba a bordo de un Toyota Etios gris chocó por detrás al automóvil Chevrolet Corsa Wagon en el que iban Walter Sueldo, su esposa Gisela Colman y el hijo de ambos, Francisco Sueldo de 11 años.

Tras el impacto, el niño debió ser trasladado al hospital Orlando Alassia donde fue asistido, pero cerca de las 3 del martes los médicos constataron su fallecimiento.

En tanto, Lascurain tras el choque intentó huir del lugar y refugiarse en su domicilio ya que reside a tres cuadras de donde ocurrió el brutal siniestro. Fue en ese lugar donde lo detuvo la policía y lo pusieron en manos de la Justicia horas después.

Ayer, en la audiencia en la que fue imputado, Lascurain declaró y reconoció haber manejado a alta velocidad ya que iba siguiendo un automóvil que lo “empujó de atrás”. Después y de manera insólita contó una versión inverosímil que concluyó en que él “era Dios” y que había reencarnado en él.

Fuente: Diario Uno


DEJÁ TU OPINIÓN SOBRE LA NOTICIA

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.