Elon Musk anunció cambios en Twitter y desató la polémica

Después de un período de relativa calma en Twitter durante los últimos meses, Elon Musk volvió a generar controversia al implementar una serie de restricciones a los usuarios este sábado.


Estos cambios se produjeron en respuesta a los problemas que experimentaron varias cuentas al hacer scroll o actualizar el feed. Algunas cuentas no recibían actualizaciones de nuevos tweets o experimentaban demoras en su visualización.

Musk dejó atrás las dudas con un tweet, pero confirmó lo que se sospechaba: extremas medidas de “límites temporales”.


“Para abordar los niveles extremos de extracción de datos y manipulación del sistema, hemos aplicado los siguientes límites temporales”, indicó en un tweet previo a enumerar los cambios.

Los tres niveles

  • Las cuentas verificadas están limitadas a leer 6000 publicaciones por día.
  • Cuentas no verificadas a 600 publicaciones por día.
  • Nuevas cuentas no verificadas a 300 por día.

Con esta insólita medida, el multimillonario cofundador de Tesla y SpaceX restringe de manera notoria el tiempo dentro de la aplicación para aquellos que no abonen la suscripción de Twitter Blue.


Aunque Elon argumenta que muchas organizaciones estaban extrayendo datos de Twitter de manera “extremadamente agresiva”, el resultado es que obliga a numerosas cuentas (algunas relacionadas con asuntos laborales) a pagar 8 dólares al mes o 84 por el año completo.

Lo curioso es que muchos usuarios podrían no haber llegado a ver nunca el tweet de Musk, ya que habían alcanzado ese límite. Esto revela una debilidad en la gestión de la plataforma desde que fue adquirida por el empresario sudafricano.

En un siguiente tweet, adelantó que a futuro se estima que los límites de tasa lleguen a 8000 para verificados, 800 para no verificados y 400 para nuevos no verificados. Cifras aún irrisorias.

Luego, sembrando mayor incertidumbre, Musk indicó que las cuentas premium accederían a un total 100.000 tweets.

A pesar de haber llegado con la intención de liberar Twitter tanto en su interacción como en su código, Elon Musk termina implementando una restricción drástica que rara vez se ha visto en este tipo de redes sociales.

Lo cierto es que esto marca el comienzo de una nueva etapa en la vida de esta plataforma y sienta un precedente para la aplicación de medidas similares en otros espacios virtuales, respaldadas por algunos argumentos.


Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.