Fatal accidente en barrio Villa María Selva: falleció un motociclista de 20 años

Este sábado, minutos después de las 14 horas, se produjo un trágico accidente en la intersección de las calles Hernandarias y Rivadavia, en el barrio Villa María Selva, en el noreste de la capital santafesina. El incidente involucró a un motociclista y una mujer que conducía un automóvil. Las circunstancias exactas del accidente están siendo investigadas.


Un médico del Servicio de Emergencias 107 (SIES 107) atendió inicialmente al motociclista herido en el lugar del accidente. Posteriormente, el joven fue trasladado en una ambulancia al hospital Cullen. Mientras tanto, agentes de la Comisaría 8° se encargaron de preservar el lugar del accidente y dirigir el tránsito vehicular.

Después de las 15 horas, el nosocomio informó que el motociclista, identificado como Jonatan García de 20 años, había fallecido debido a las graves heridas sufridas en el accidente. Los médicos del shockroom para pacientes críticos confirmaron que García presentaba un grave traumatismo craneal con fractura expuesta y pérdida de masa encefálica.


Los vecinos que escucharon el estruendo del choque salieron de sus casas para ver lo que sucedía. Encontraron al motociclista tirado en el pavimento, inmóvil, junto a la conductora de un Citroën C-4 negro con patente JBO 911, y la motocicleta Honda con patente 748 KFS. La motocicleta transitaba de sur a norte por la calle Rivadavia, mientras que el automóvil circulaba por Hernandarias de oeste a este.

Investigación y Peritajes

Los policías de la Comisaría 8° identificaron a testigos que podrían aportar información sobre el accidente y constataron la presencia de cámaras de videovigilancia públicas y privadas que podrían proporcionar imágenes para determinar la responsabilidad de cada vehículo. La zona fue preservada hasta la llegada de los peritos criminalísticos del área Científica de la Policía de Investigaciones (PDI).


La fiscal de Flagrancia en turno del Ministerio Público de la Acusación, Rosana Marcolín, ordenó la realización de los peritajes criminalísticos de rigor en el lugar del accidente y en los vehículos involucrados. También se ordenó la identificación de testigos y el secuestro de imágenes de cámaras de videovigilancia. Los agentes del área Científica de la PDI llevaron a cabo estos peritajes.