“LA MUERTE DE NUESTRA HIJA NO VA A QUEDAR EN VANO”

Así lo manifestaron los padres de la pequeña Daiana Buratti, quien falleciera el día miércoles 27 de agosto en el Sanatorio Diagnóstico de Santa Fe.

María Rodríguez, mama de la niña de apenas cinco años, relató lo sucedido en el móvil de Fm Power Max 104.5: “MI hija ingresó el 25 de agosto al Sanatorio Diagnóstico. Ella tenía una infección urinaria que no revestía gravedad. Una vez atendida por especialistas, fue medicada y de apoco se recuperaba…
El día 27, es decir, al segundo día de internación, cerca de las 17 horas, fue suministrada de una medicación mientras dormía. De repente Daiana se despierta al grito de ‘¡Me quema! ¡Me quema!’ Inmediatamente me dirijo hacia la enfermera para contarle lo que le estaba pasando a mi hija y me dijo que tal vez podía ser el encierro lo que le estaba provocando esa sensación de quemazón…
En ese momento yo la saco afuera, estuvimos en el pasillo, mientras ella jugaba yo hablaba con otras madres. Luego la entré a la sala, la bañé y la peiné. Después dibujó, comió, inclusive la visitaron familiares y en todo momento se la veía bien…
Después de comer, pasó la Dra. Genoveva Beyersdorf, y me preguntó porqué Daiana no tenía puesta la medicación. Entonces yo le comenté, que la enfermera se la retiró porque a Daiana le provocaba dolor y gritaba que le quemaba. Sin embargo, la Doctora me dijo que era la última dosis, y que al otro día ya se le iba a retirar… El enfermero que estaba de turno le volvió a colocar la medicación.
Al instante, mi hija comenzó a gritar como un perro. El enfermero estaba detrás de mí, pero se fue. Igualmente, no pasaron dos segundos que mi hija se desmaya y cae sobre la cama. Entonces yo empecé a los gritos, gritaba y nadie salía a socorrerme. Parecía como algo normal de andar a los gritos… El enfermero llegó y se dio cuenta lo que estaba pasando y no supo que hacer. Empezó a llamar gente, llegaban, veían lo que estaba pasando… En ese movimiento de personas, desapareció la medicación… Se llamó al 107 para el traslado. El propio personal de emergencias, se abstuvo de trasladarla ya que al llegar, constataron que Daiana ya no tenía signos vitales.”

La propia mamá de Daiana, asegura que no obtuvieron ningún tipo de respuestas, ni del sanatorio, ni de la pediatra o algún representante del lugar.

Leandro Buratti, papá de la pequeña fallecida, manifestó: “Creemos que el Diagnóstico tiene mucho poder, porque el propio fiscal que actúa en la causa, Roberto Apullán, da la casualidad que tomó licencia. Esto, impide a la querella tomar conocimiento de la investigación y comenzar a trabajar sobre el caso.”

En lo que respecta estrictamente a lo legal, quien se presentó como abogado defensor de la Familia Buratti fue el Dr Claudio Del Sel, manifestando a través del aire de Fm Power Max que se le han puesto innumerables trabas para asumir el papel de abogado querellante.

“El día 5 de septiembre, nosotros nos presentamos como querellantes, en representación de los padres. Hemos tenido muchas complicaciones para poder presentarnos como parte de la querella… Creemos que un caso como el de Daiana, donde hay una pequeña fallecida y donde hay muchas dudas, respecto del deceso, dentro de los marcos legales, se tiene que actuar con celeridad… Por la licencia tomada por el Dr Apullán, no quiero decir que se ha hecho malintencionadamente, pero si con una profunda irresponsabilidad. “

Por último, los padres de Daiana, convocarán a una movilización hasta las puertas del sanatorio diagnóstico, pidiendo justicia.

Deja un comentario