LA SELECCIÓN ARGENTINA ENFRENTA A TRINIDAD Y TOBAGO EN UNO DE LOS AMISTOSOS DE DESPEDIDA

El seleccionado argentino vuelve al Monumental, el territorio de local en el que construyó buena parte de la clasificación en las eliminatorias (también hizo escalas en Mendoza y Córdoba), para empezar a despedirse antes de instalarse en Brasil, que llama con un Mundial Brasil 2014 cada vez más inminente. Un partido de fútbol, a las 19.15, frente a Trinidad y Tobago, que también tiene mucho de encuentro social, de deseo de buenos augurios y de ceremonia afectiva con los espectadores. El último ensayo formal será el sábado, contra Eslovenia, en el estadio Ciudad de La Plata.

Queda claro que este tipo de test tiene un valor relativo como termómetro de la actualidad futbolística del equipo. El objetivo supremo del Mundial está muy cerca como para tomar riesgos excesivos en lo físico. De hecho, ayer, Alejandro Sabella reconoció su “preocupación” por la posibilidad de que quede algún lesionado. El fin de semana llenó de prevenciones y miedos a todos los entrenadores al ver que tres jugadores (el italiano Montolivo, el mexicano Montes y el ghanés Akamiko) se quedaban sin Mundial por graves lesiones.

Mientras terminen todos sanos, el amistoso tendrá un costado útil para Sabella y algunos jugadores. La idea del entrenador fue incluir a la mayoría de los titulares que pondrá en el debut ante Bosnia, el 15 de este mes, en Río de Janeiro. Sólo no incluyó a quienes se recuperan de inconvenientes físicos que no revisten gravedad (ver recuadro).

Dentro de este contexto, los 90 minutos de hoy son muy importantes para Fernando Gago, necesitado de retomar ritmo de competencia y sensaciones con la pelota después de 51 días alejado de las canchas por un esguince grado 2 en la rodilla izquierda, con compromiso del ligamento colateral. El último cotejo oficial del volante de Boca fue el domingo 13 de abril, cuando completó los 90 minutos frente a Colón en Santa Fe. En un primer momento, le inmovilizaron la zona afectada con una férula y después comenzó una rehabilitación que cumplió en su mayor parte en el predio de Ezeiza. Para Sabella, Gago se constituyó en una pieza valiosa para la salida desde el medio y por su conexión con Messi.

El desafío de Gago no sólo pasa por probarse físicamente, sino también por volver a un buen nivel futbolístico, que no tuvo en gran parte de la temporada con Boca y que con la camiseta argentina mostró por última vez en el 5 a 2 a Paraguay en Asunción, en septiembre pasado, cuando se selló el boleto para Brasil.

Esta noche también marcará el reencuentro de Martín Demichelis con el seleccionado. Una presencia que pocos hubieran imaginado cuando Sabella dio la lista preliminar de 30 el 13 de mayo.

El zaguero reaparece en el mismo escenario en el que comenzó su largo purgatorio tras el error ante Bolivia (el 11 de noviembre de 2011). Ahora regresa como campeón de la Premier League con Manchester City.

Quizá sea prematuro para empezar a ver a Lionel Messi en versión “chip” argentino , el que prometió ponerse para dejar atrás su desvaída temporada en Barcelona. No bien puso un pie en Buenos Aires hace dos semanas, Leo comentó: “Sé que ahora con la selección cambio el chip, como muchas veces me pasó al revés, que no me salían las cosas con la selección y después iba a Barcelona y jugaba bien. Esperemos que esta vez sea al revés”.

Si el partido en sí dice poco, el rival menos. Trinidad y Tobago, cuya única presencia en un Mundial fue en Alemania 2006, ocupa el puesto 74 en el ranking FIFA. No pasó la segunda rueda de las eliminatorias tras quedar detrás de Guyana. Sus últimos dos partidos fueron victorias ante Jamaica. Un convidado a lo que será el primer acto de despedida del seleccionado.

Canchallena.com

Deja un comentario