UN MUERTO Y TRES HERIDOS EN UNA NOCHE CALIENTE EN BARRIO SAN LORENZO

Luciano Aquino tenía 17 años. Este jueves por la noche atendió a la puerta de su casa donde funciona un negocio barrial y fue asesinado de un disparo.
Vivía en Entre Rios al 4500 y su hermana tras escuchar el disparo fue a ver qué había pasado y lo encontró agonizante en el piso.
En un auto particular lo trasladaron al Hospital José María Cullen a donde ingresó ya sin vida. Había recibido un disparo en el coxis y los intentos por salvar su vida fueron infructuosos.
Nada se sabe hasta ahora de la persona que lo atacó. Vecinos del barrio afirman que tampoco hay antecedentes que hagan pensar que había contra el chico o alguien de su familia algun encono particular que motive semejante violencia.
Pero la violenta noche en el barrio no terminó allí. Poco más de una hora despues se desató una batalla campal y una balacera a dos cuadras de allí.
Voceros de la policía local consignaron que el escenario que hallaron al llegar convocados por los vecinos era de un absoluto descontrol. Un numeroso grupo de personas se atacaban entre sí, hubo quienes incendiaron una casa del barrio y no permitían la actuación de los bomberos para apagar las llamas.
Minutos después la violencia escaló aún más por lo que llegó al lugar personal de la Comisaría Nº 28 para brindar apoyo. Un policía de esta repartición recibió un impacto de bala y otros dos hombres que circunstancialmente estaban allí también fueron heridos.
El suboficial Pablo Ramírez, de 37 años, fue asistido en el Cullen con perdigonadas en brazo izquierdo y la cabeza y luego fue dado de alta. Además, un hombre de 51 años recibió un disparo en el muslo derecho y otro de 50 fue herido en la pierna izquierda y ambos evolucionan favorablemente.
Es materia de investigación si la violencia que se desató en el barrio luego del homicidio tiene vinculación con la violenta muerte de Luciano Aquino.
Fuente: El Litoral

Deja un comentario