DOLOROSA DERROTA DE COLÓN

Colón perdió un partido que complicó sus aspiraciones, no sólo porque cayó de local a dos fechas del final, sino porque con la victoria de Quilmes, el Sabalero es superado en la tabla de promedios por el Cervecero y por ahora cae en zona de descenso, a la espera de los partidos de los otros complicados, como Rafaela (si pierde seguirá abajo del rojinegro), Godoy Cruz y Tigre.

El partido que protagonizaron Colón y Estudiantes en Santa Fe comenzó con un ritmo vertiginoso, dado que el empate no era aceptado por ninguno de los entrenadores. Si bien los de Diego Osella todavía no habían asegurado la permanencia, un triunfo les servía para alcanzar a Gimnasia, mientras que el “Pincha” necesitaba los tres puntos para quedar a una unidad de su clásico rival.

En el inicio, el que mostró las iniciativas para abrir el marcador fue el equipo platense. Asociando su juego colectivo, principalmente mediante las proyecciones de Mariano González y Carlos Auzqui, llevaron a que le juego se desarrolle cerca del área de Germán Montoya.

Antes de llegar al entretiempo, Franco Jara intentó con un remate de larga distancia, que tenía destino de red. Pero la extraordinaria maniobra del ex arquero de Vélez evitó la conquista visitante. Una vez más el referente del “Negro” tuvo que intervenir para mantener el invicto.

De todos modos, a los 42 del primer tiempo, un pelotazo de Jonathan Schunke y un mal cálculo de Lucas Landa, le permitió al mejor hombre de la tarde anotar el 1 a 0. Con una definición cruzada, el Villa María ponía al “León” en ventaja y mantenía las esperanzas de pelear el campeonato.

El complemento amaneció de la peor manera para Colón. A los seis minutos Gerardo Alcoba le impactó una trompada a Leandro Desábato y Silvio Trucco no dudó en sancionar el penal y expulsar al uruguayo. Desde los doce pasos, Guido Carrillo fusiló a Montoya y estableció el 2 a 0. La diferencia numérica y los dos tantos parecían liquidar un pleito, que tuvo a un dominador absoluto.

No hubo mucho más para ofrecer luego. Colón demostró que no conoce la otra parte de su libreto: defiende bien casi siempre, es cierto; pero le cuesta ir a buscar, no lastima en la búsqueda, no llega. Pierde. Y se complica: el descenso, ahora, vuelve a ser un fantasma demasiado cercano.

Fuente: SinMordaza

Deja un comentario